10 tips para ayudar a tu perro con el calor

¡El verano ya está entre nosotros! Para sacarle el máximo partido y divertiros a tope tú y tu peludo, es necesario que tengas en cuenta algunos consejos para cuidar a tu perro en el verano. Vamos a verlos:

1. Dale mucha agua: Parece una tontería pero no lo es. Muchas veces “se nos va la olla” y no estamos del todo atentos a que nuestro peludo tenga agua constantemente a su disposición para poder beber todo lo que quiera. Presta atención a que el agua esté fresca y cristalina. Friega el cuenco todos los días, y verifica que no quede resbaladiza ninguna parte de la superficie, ya que eso significaría que hay microorganismos que pueden dañar la salud de tu perro.

tu-perro-bebe-agua

2. Asegúrate de que tu perro tiene espacios sombreados donde echarse. Especialmente si tienes jardín y tu perro pasa el día afuera, procura que siempre tenga un espacio fresco y sombreado donde dormir una siesta.

3. Tu perro también necesita protección solar. Parece un cuento del consumismo pero créeme que no lo es. Especialmente si tu perro tiene pelo corto o piel sensible, es importante ponerle protector solar con factor de protección alto para evitar los efectos nocivos de la sobre-exposición al sol. Ponle a tu perro un protector antes de salir a dar paseos largos, pasar un día en la playa o cualquier otra actividad que implique estar bajo el rayo del sol más de una hora.

4. Adecua el horario de los paseos: Intenta no pasear a tu perro en las horas de más calor (entre el mediodía y las 5 de la tarde). Si te es posible, aprovecha para llevarle a dar un paseo largo a primera hora de la mañana. Verás lo a gusto que se queda tu perro con un poco de ejercicio bajo los primeros rayos del sol.

5. Cuida sus patas: El asfalto, el cemento y varias otras superficies pueden coger altas temperaturas al estar a todas horas al sol. Un suelo de asfalto caliente puede hacerle mucho daño a las patas de tu perro. Ten cuidado de no pasear a tu perro por el asfalto u otras superficies calientes, o si debes hacerlo hazlo sólo por la noche.

pas[1]

6. ¡No dejes a tu perro dentro del coche! Muchas veces decimos “es sólo un minuto” y nos tienta dejarles dentro del coche. ¡Error! No lo hagas nunca. No quisiera asustarte contándote la cantidad de perros que se han muerto por culpa de ese “minuto” de descuido en un coche en verano. Tu perro puede deshidratarse, ponerse nervioso y hacerse daño, sufrir una descompensación por el calor… Hay mil motivos por los cuales no se debe dejar al perro solo en el coche, y menos en verano. Tú simplemente no lo hagas nunca.

7. Córtale el pelo y mantén aseado a tu perro: ¡Cuánto se agradece un corte de pelo y un buen baño cuando hace calor! Si a tu perro normalmente no le gusta bañarse, convierte el momento del baño en un espacio de relax y mimos, para que tu perro se sienta a gusto y se deje bañar sin problemas. Háblale con un tono calmo y tranquilo, acaríciale y hazle saber con tu lenguaje gestual que estás a su lado para protegerle. En cuanto al corte de pelo, no intentes hacer chapuzas si no tienes claro lo que haces; deja el corte en manos de profesionales; vale la pena 😉

8. Cuidado con las pulgas y las garrapatas. El verano es la estación favorita de pulgas, garrapatas y otros bichos indeseables. Protege a tu perro con una pipeta de calidad para evitar que las pulgas y garrapatas le compliquen la vida. Revísalo todos los días para asegurarte de que tu perro está libre de estos bichitos.

9. Ejercicio moderado y adecuado a la temperatura. Tu perro debe hacer ejercicio para mantenerse sano, fuerte y feliz. Pero en verano es importante no pasarse, ya que el ejercicio excesivo, en el momento inadecuado o con las condiciones no apropiadas puede hacerle mucho más daño que beneficio. Jugad a la sombra, en horas tempranas de la mañana o a última hora de la tarde, y si lo haces correr procura que sea en zonas sombreadas y que pueda beber agua todas las veces que quiera.

10. Veterinario regularmente: Este consejo va más allá del verano, pero nunca está de más recordarlo. Lleva periódicamente a tu perro al veterinario para que le hagan un chequeo y le den los recaudos habituales (antiparasitario, limpieza de sarro en los dientes, limpieza de orejas…) Recuerda que como dicen las abuelas, “prevenir es mejor que curar”, y para pasar un excelente verano lo primero es estar sano y feliz 🙂

VÍA http://blog.seadmitenmascotas.com

logo-tienda

CUNAS MONSTER

Cuna para perro MONSTERS

cuna-monsters (1) cuna-monsters (2)

Es una cuna para perro de la firma Bobby. Es cuadrada, mullidita y muy confortable. Tiene como detalle unos monstruos estampados en su interior. Cama para perros pequeños y medianos.

Podrás lavarlo con facilidad al tener el cojín desenfundable.

Composición : Tejido : 20% algodón 80% poliéster.

Mantenimiento : Lavable a máquina (30°)
 
Disponible en dos tamaños:
  LONGITUD ANCHURA
S 58 cm 45 cm
M 72 cm 52 cm
 
 
Cama multirelax monsterscuna-multirelax-monsterscuna-multirelax-monsters (1)

Es una cuna para perro de algodón y poliéster de la firma Bobby. Es perfecta para viajes ya que puede desplegarse desabrochando sus botones de las esquinas, abierta es una colchoneta, cerrada una cuna mullida. Con un nuevo diseño de divertidos monstruos en su interior.

Es muy práctica para llevar, se enrolla y tiene una cinta con velcro para mantenerla cerrada. Cama para perros pequeños y medianos

Lavable a máquina.

  LONGITUD ANCHURA
S 75 cm 60 cm
 
 
logo-tienda

 

Por qué deberías adoptar a un perro viejito

por-que-deberias-adoptar-a-un-perro-viejito

Como siempre que hablamos del tema de adopción, es importante que antes de ir y adoptar a un perro tengas claras un par de cosas para asegúrate de que la decisión que estás tomando es la correcta.

Lo primero que tienes que hacer es preguntarte para qué quieres un perro.

Hay muchas razones y muchas son muy válidas pero justo contestar esta pregunta te ayudará a entender qué tipo de perro es el que más se adapta a tu estilo de vida y así tendrás la seguridad de que tu perro y tú tendrán una feliz relación juntos.

Para aquellas personas que buscan un perro más tranquilo o que no sea una bomba de energía, adoptar a un cachorro o un perro joven puede ser un verdadero reto pues estos perros necesitan jugar más, más atención, entrenamiento y MUCHA paciencia.

Si más bien tú quieres un perro que sea tu compañero para ver la tele, caminar por las tardes y acurrucarse al lado de ti mientras lees, tal vez deberías considerar adoptar a un perro viejito.

Estas son algunas de las muchas ventajas que los viejitos tienen:

1. No hay sorpresas

Cuántas veces has oído el cuento de que adoptaron a un cachorro y creció como casi como un pony. Cuando adoptas un perro viejito no hay sorpresas, lo que ves es lo que hay. Ese es su tamaño final, su color final y su personalidad final.

2. Son perros más tranquilos

Si has tenido un cachorro sabes que son como un bebé de 2 años que se comió una caja de dulces. No paran, son curiosos, quieren jugar todo el día y no entienden muy bien que esa palabra que oyen todo el día: “No”. Un perro viejito por su lado ya es mucho más tranquilo, pasan dormidos o descansando gran parte del día y su actividad favorita es sentarse a tus pies para tenerte cerca.

perro_viejo

3. No necesitan mucha actividad física

A diferencia de un perro joven que tienes que sacar a hacer ejercicio al menos dos veces al día o sacar a pasear al menos una hora para que desahogue toda la energía que trae adentro y que si no lo haces encontrará la manera de desfogarla en casa, un perro viejito ya no es tan activo por lo que salir a caminar contigo un ratito al día es todo lo que necesita para mantenerse sano. Aquí el ejercicio ya no es para que saque la energía sino para que no se entumezca.

4. Son más pacientes

Trata de decirle a un cachorro que espere a que sirvas la comida y luego coma. Buena suerte. Esto lo puedes lograr con entrenamiento positivo pero tendrás que ser consistente y paciente. Los perros viejitos por su lado ya no tienen prisa por comerse el mundo. Son más pacientes en todo, para comer, para obedecer, para salir a pasear, para la vida en general.

img_cuidados_de_un_perro_anciano_guia_completa_de_todo_lo_que_debes_saber_7775_paso_0_600

5. También pueden aprender cosas nuevas

Un perro viejito normalmente ya tiene varios trucos bajo la manga y es fácil entrenarlos pues son pacientes y saben escuchar. Tú como dueño también tienes que ser paciente con ellos, aprender cosas es una de esas actividades que con la edad se va haciendo más difícil.

6. Todos merecemos una segunda oportunidad

Es muy triste pero la tasa de abandono de perros por que son viejitos es muy alta. Muchos dueños abandonan a estos perros porque quieren “un cachorro bonito y gracioso” Esto hace que haya muchos viejitos que fueron perros de casa toda su vida que se ven forzados a vivir en las calles. Ayudar a un pero viejito es lo más bonito que puedes hacer para que pase sus últimos años en un hogar donde lo quieran con el corazón.

adopta-a-un-perro-viejo-870x360

7. Son perfectos compañeros de sillón

Quieres un perro para que le puedas hablar y para acurrucarte viendo películas. No lo pienses más, necesitas un perro viejito. A estos perros les encanta que los acaricien, que los mimen y de preferencia que no los hagas ir y venir. Acostarse contigo en el sillón, en la cama o a tus pies es su sueño hecho realidad.

8. No ladran tanto

Esto no es una generalidad pero en la mayoría de los casos los perros viejtos no son tan ruidosos como un perro joven. Saben distinguir mejor cuándo vale la pena ladrar y cuando no. Además, como pasan casi todo el tiempo descansando, no los verás pegados a la puerta o a la ventana ladrando a cualquier extraño que pase cerca.

perro-sedentarionuestra2

9. No son tan traviesos

Puede que de vez en cuando hagan alguna travesura (porque todos los perros tienen algo de cachorros siempre) pero comparado con un perro joven, estos perros son verdaderamente buenos y educados.

10. Son MUY agradecidos y amorosos

Millones de historias de personas que adoptaron a un perro viejito nos apoyan. Estos perros son amor puro y si les abres tu casa y tu corazón, te llenarán de amor.

066a6cd3-3d05-4bde-a41a-2f9ce51bd8ed

Ahora, hay ciertas cosas que hay que tomar en cuenta con los perros viejitos. La primera es el tema de la salud. Los perros viejitos, como los humanos, tienden a tener más problemas de salud que los perros jóvenes. Sin embargo, trabajar con un buen veterinario que los revise al menos cada 6 meses y te dé los consejos necesarios para mantenerlos bien debe ser suficiente para que tu perro no esté lleno de achaques.

También tienes que saber que un perro viejito es probable que viva menos que uno joven. Esto es una contra pero igual es muy bonito saber que le diste la oportunidad a un perro mayor de pasar sus últimos años en paz al lado de una familia que lo llenó de amor y cariño y esto, no tiene precio.

Si hay niños en la casa, hay que explicarles que el perro es viejito y que no puede excederse a la hora de jugar con él. Son pacientes pero como a todos, no les gusta que los agobien o hagan daño.

Vía institutoperro.com

logo-tienda